fbpx
¿Por qué deben cambiar las herramientas empleadas en la rehabilitación física? | Plataforma de Telerehabilitación en la Nube
Sensores de movimiento para valoración goniómetrica, análisis biomecánico, telerehabilitación, rehabilitación post-quirúrgica, ejercicios con biofeedback
goniómetro, rango de Movimiento, rehabilitación deportiva, rehabilitación de rodilla, análisis de movimiento
1
post-template-default,single,single-post,postid-1,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

¿Por qué deben cambiar las herramientas empleadas en la rehabilitación física?

¿Por qué deben cambiar las herramientas empleadas en la rehabilitación física?

Tradicionalmente, la rehabilitación física ha sido definida por herramientas convencionales, dejando todo el peso a los profesionales en rehabilitación física, a su enfoque práctico para evaluar y tratar el desempeño funcional de cada paciente.

Tomando en cuenta el entorno de salud, que es altamente innovador, el valor de los métodos y herramientas con las que actualmente cuentan los fisoterapeutas no se encuentran al nivel de lo que pueden hacer durante el proceso de rehabilitación física.

En otras palabras, hay un gran retraso en la adaptación de nuevas tecnologías dentro de esta profesión, de hecho, hemos llegado a un punto en el que las herramientas y métodos empleados en la rehabilitación física deben ser aún más receptivas al cambio, redefinir su enfoque dentro de un entorno de atención médica más coordinado y cada vez más digital.

Sin embargo ¿Qué herramientas o métodos se emplean para saber que el paciente realiza los ejercicios correctamente? ¿Podrían desarrollar una comprensión concreta de la condición de un paciente? O, ¿Los profesionales en rehabilitación física se ven obligados a tratar la patología según lo que ven en persona y lo que el paciente dice en ese momento? Es difícil saberlo.

En cambio, en Biobotix Labas, hemos llegado a la conclusión de que el éxito de la rehabilitación física depende de la disposición de utilizar datos significativos para mejorar las habilidades de toma de decisiones clínicas y administración de manera efectiva de cada paciente.  

Hay que verlo en el contexto de una semana. Para un tratamiento terapéutico, el paciente sólo recibe intervención durante dos a tres horas de las 168 horas de esa semana. Eso es solo el 2% del tiempo en una semana, lo que plantea la pregunta: ¿cuál es el impacto de los fisioterapeutas durante el 98% del tiempo que el paciente no está bajo supervisión, cuando él o ella solo tienen un folleto de ejercicios en papel? ¿Se puede cuantificar ese progreso? ¿Se puede probar con certeza objetiva que el paciente se ha adherido al tratamiento programado?

Los profesionales en rehabilitación física se enorgullecen de la calidad de sus tratamientos y resultados, confían en su toque humano para concluir con eficacia la terapia física. Pero hay que verlo desde una perspectiva diferente, con respecto a la calidad de las herramientas y métodos en la rehabilitación, hay que admitir que la manera de percibir su eficacia puede variar ampliamente de un fisioterapeuta a otro, sin mencionar que la implementación de estas herramientas es cada vez más dependiente del costo, los resultados medibles.

Ante esta situación, debemos comenzar a desarrollar nuevas herramientas, métodos y formas de  atender una población de pacientes de manera más eficiente y, al mismo tiempo, proporcionar resultados que sean significativos para los fisioterapeutas y sus pacientes, que puedan medirse en comparación con el resto de la comunidad de atención médica, y en esto la tecnología puede ayudarnos a lograr un cambio radical.

Javier Beltran
javltn.lt@gmail.com